La AN avala el ERTE por fuerza mayor seguido de ERTE por causas ETOP

La AN avala el ERTE por fuerza mayor seguido de ERTE por causas ETOP

Entre las novedades fijadas en su momento por el Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo, encontramos la posibilidad de iniciar la tramitación de un ERTE ETOP COVID-19 mientras esté vigente un expediente de regulación temporal de empleo por fuerza mayor. En este caso, la fecha de efectos del nuevo se retrotraerá a la fecha de finalización del primero. En todo caso, los expedientes por fuerza mayor regulados por el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020 se extenderán como máximo -en principio- al 30 de septiembre de 2020, debiendo haber sido solicitados antes del 27 de junio de 2020.

Los expedientes de regulación temporal de empleo vigentes ya por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas seguirán siendo aplicables en los términos previstos en la comunicación final de la empresa y hasta el término referido en la misma (art. 2 Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo).

La SAN No 39/2020, Sala de lo Social, Sección 1, Rec 107/2020 de 16 de Junio de 2020, Ecli: ES:AN:2020:1160, avala la posibilidad de presentar un ERTE por estas causas ETOP cuando se encuentra vigente otro vigente por ERTE fuerza mayor.

En el caso analizado, la empresa, donde resulta de aplicación el convenio colectivo de contact center, una vez autorizada su solicitud de ETOP fuerza mayor COVID-19, y previa comunicación a la autoridad laboral de su voluntad de iniciar la ejecución de la medida colectiva, procedió a suspender los contratos de trabajo de los empleados de los centros de trabajo de Madrid y Córdoba incluidos en los listados aportados a la Dirección General de Trabajo (todos ellos vinculados al servicio de portabilidad de líneas fijas y móviles, tareas que había quedado suspendida con ocasión de la declaración del estado de alarma por mor del artículo 20 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, y en virtud de la comunicación remitida por la compañía), sin que -refleja la sentencia- ninguna actividad probatoria haya desplegado el sindicato demandante en el plenario tendente a acreditar la presencia de desviación alguna por parte de la compañía respecto de los términos de la resolución administrativa.

Para la Sala resulta trascendental que los sindicatos acciones no hayan aportado argumento alguno destinado a cuestionar la actuación de la empresa una vez obtuvo la autorización positiva de su petición, más allá de afirmar que en fecha posterior se inició por EMERGIA la tramitación de un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y productivas, sin que conste incidencia o irregularidad alguna que se desprenda de tal realidad. Atendiendo a esto, la AN desestima la demanda considerando perfectamente admisible que, como consecuencia de los perjudiciales efectos económicos generados fruto de la situación derivada del estado de alarma declarado por el Gobierno para la gestión el COVID-19 pudiera acudir, la compañía respecto de los trabajadores no cobijados por la resolución administrativa, a la adopción de las medidas de flexibilización interna extraordinarias -como el ERTE por causas ETOP- contenidas en el artículo 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo.

Deja un comentario

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *